Es una situación con un cierto nivel de complejidad

Miércoles, 13 de Octubre de 2021

Lo único que sí parece estar en nuestra naturaleza y que nos recorre a todos a unos más, a otros menos es la insatisfacción. Siempre va a haber algo de lo que vamos a poder lamentarnos, algo que añorar, algo que nos estresa y que nos sobra, algo que nos parece insuficiente, o bien inadecuado, algo que nos falta o bien nos incordia, pues no hay forma de agradar absolutamente todas las esperanzas de ningún ser humano. ¡En eso consiste la vida! En aprender a convivir con la insatisfacción no sé si con alegría, pero sí con una cierta dignidad. Si logras hacer todo eso bien no solo vas a darte más placer incluso, sino duraras cerca de 40 minutos. También lo bueno de la mujer es que puede tener múltiples clímax seguidos sin precisar reposo, en cambio el hombre cuando acaba es difícil que pueda continuar teniendo placer puesto que necesita un periodo de descanso.

La situación en el tema de la sexualidad es grave. No podemos ser tan cobardes de trasladarle el inconveniente, como ha pasado en los últimos siglos, a la próxima generación. En este momento de la historia, evadir el inconveniente no es una posibilidad. Esta generación está obligada a tomar medidas radicales sobre la sexualidad. Es a nosotros como colectividad a quienes nos toca transformar esta pesadilla planetaria en un sueño de amor. La historia no nos perdonará que dejemos el tema sexual a la deriva, cubierto de silencio (como tabú), contemplando miles y miles de casos de abuso sexual, teniendo el trauma sexual como marca registrada de nuestro tiempo, y con hombres y mujeres resentidos y rabiosos los unos con las otras, culpándose por todas y cada una de las calamidades en lo que se refiere a la sexualidad, y eso sin contar el envoltorio salvaje de vergüenza y culpa que recae en el sexo, procedente de alegatos religiosos, económicos y políticos en nuestra sociedad.

Le quito completamente la camisa y el mientras que la besaba acariciaba sus piernas, sus manos subían hasta su pecho, 2 senos duros y firmes se podían palpar sobre la cobertura de esa fina lona, se posó sobre él refregando su cuerpo sobre el suyo. Un chaval la abraso y dio un giro brusco para quedar casi sobre ella. Volvamos a nuestros hombres desvalidos y añadamos además a los pobrecitos megadependientes (si pensáis un poco seguro que conocéis a más de uno, si bien aparentemente sean autónomos). El doctor José María Pomerol, buen amigo mío, urólogo y andrólogo del Institut d’Andrologia i Medicina Sexual de Barcelona, tuvo un caso en su consulta (no sé si quiso tomarme el pelo cuando me lo contó, pero el ejemplo sirve igual). Se le presentó un paciente de mediana edad aquejado desde hacía días de dolores a la altura de la cintura, y cuando mi amigo le pidió que especificara si en la derecha o bien en la izquierda, el hombre pegó un grito dirigido a su mujer, sentada del otro lado de la sala, y le preguntó: Cariño, el doctor me pregunta en qué lado me duele. Puesto que estamos arreglados. He visto casos extremos de hombres que, al no poder estar solos, han sido capaces de regresar a casarse a los 3 meses del anterior divorcio. ¡Y lo bueno es que el segundo matrimonio les ha durado! Gracietas a, la dependencia material o bien física de los hombres, por lo general, es tan real como la vida misma.

Simple y corto, es toda de que te emprendas en el mundo de la seducción

Cuando deseas pasear a alguna o tomar un objeto, el movimiento (la contracción y descontracción coordinada de los grupos de músculos precisos para cambiar la configuración de tu sistema óseo de forma a efectuar el movimiento que deseas efectuar), gran de lo que haces para realizar el movimiento lo efectúas de manera intuitiva y lo aprendiste con la práctica de moverte. Estudios, estudios, estudios. Ahí están, con sus estadísticas, prestos a desvelarnos la verdad. Y, cuando se habla de clímax masculinos y femeninos, la verdad es solo una: hombres y mujeres estamos separados con lo que se ha dado en llamar brecha orgásmica. Daremos unos cuantos datos para probar su existencia extraídos de ciertos estudios y mencionados en La brecha orgásmica: qué es y por qué ha llegado el momento de decirle adiós, uno de los fantásticos artículos de la articulista de contenidos Silvia Ruiz de la Prada. Esos datos son los siguientes. Mañana a eso de las 7 y media, cuando salgas de la oficina, pásate por acá. Te estaremos aguardando y ésta su vista se inclinó hasta su entrepierna. ¡Ah!, y no se te ocurra venir sin bragas. Me gusta meter mis manos por debajo de ellas. Me agrada ver de qué manera se van mojando mientras os como las tetas y os pellizco los pezones.

Avance hasta el cuello

Sé por experiencia que lo que produce temor es quedarte en manos de alguien que puede hacerte daño, si bien no sea su pretensión. La solución para ello, en el momento en que tu vagina esté entrenada, es tomar las riendas de la situación. Espero que tu compañero no sea tan cerrado de mente para negarse a que marques el ritmo. Si admite que le anudes las manos, y si te ayuda eso, hacedlo así. Si bien puede bastar con que se tumbe de espaldas y tú te coloques a horcajadas, para que él no pueda empujar, y para que te puedas apartar si lo hace. Cuando estés lista para llegar a ese punto, tras ejercitar tu vagina sola, o acompañada por él mas sin utilizar su pene, deberás imaginar que se trata de hacer lo mismo que en tus ejercicios, pero utilizando una de su cuerpo.

chicas pechugonas

De manera lenta inserte su polla en su vagina, presionando de manera firme sus caderas, empuje hacia adentro y hacia afuera. Puedes arrodillarte o bien acostarte sobre ella y estimular sus pezones. Prosigue de esta forma hasta que ella venga. La ducha ofrece la oportunidad idónea para participar en los pliegues doblados. Da la vuelta a tu amada y pídele que apoye las manos sobre las losas o bien que se aferre a la estantería. Asegúrate de que se sienta apoyada antes de entrar en ella. Si tiene alguna duda, pregúntele en voz baja si se siente segura. Debra levantó la vista y vio a Julie y a otras 2 mujeres de pie al lado del bar. Los tres iban vestidos con lo que muchos llamaban elegancia casual; vaqueros de diseño en las dos amigas de Julie y camisetas sin mangas recortadas que mostraban un atisbo de sus detalles. Julie tenía pantalones de cuero negro y una camiseta blanca con un chaleco de cuero negro. Parecía un poco'lesbiana', mas Debra se sentía demasiado vestida en comparación con las otras tres.

Te niegas a dejarle que duerma contigo porque te lastima

Aquí entre nos, pues, duplicamos o triplicamos la magnitud del evento. Yo puedo decir, le aventé tres de jalón. Esto es, tuve sexo con ella 3 veces esa noche. Estaba que casi no se la acababa. Lo que realmente sucedió fue que quizá sí la penetré tres veces o bien en 3 diferentes situaciones durante 3 minutos. Es posible que no le guste el Maestro de Yoga tanto como a él, simplemente porque tiene muy poco para ella a menos que verdaderamente disfrute la entrada por la trasera o bien la penetración anal. Su clítoris está bien escondido y ninguno de los compañeros puede alcanzarlo para estimularlo. Además, debido a la posición de sus piernas y las de ella, no puede penetrarla muy de forma profunda, especialmente si su pene es más pequeño. No obstante, si disfruta de posiciones exóticas, le gustará lo diferente que es esta del resto.

En realidad, no son solamente los hombres los que ansían un clímax intenso. El que esos ejercicios para el piso pélvico conocidos como adiestramiento vaginal se hayan difundido entre las mujeres en los años recientes, lo demuestra. Ha habido un incremento en las mujeres que se involucran en el entrenamiento vaginal, no solo por la salud, sino también para acrecentar la tonificación vaginal con la esperanza de tener clímax vaginales, así para seguir siendo sexualmente deseables. Sin embargo, radica en el poder de determinadas grandes obras de arte para inducirnos a comprobar lo que creemos que ya comprendemos y revelar nuevos encantamientos, descuidados o sumergidos bajo un exterior familiar. Ante semejantes trabajos, sentimos que nuestro cariño por los elementos aparentemente banales se están reiniciando. El cielo de la tarde, un árbol arrastrado por el viento en un día de verano, un niño barriendo un patio, o la atmósfera de un comensal en una gran urbe estadounidense en la noche se revelan no solo como motivos aburridos o bien evidentes, sino más bien por arenas de interés y complejidad. Un artista hallará formas de poner en primer plano las dimensiones más enternecedoras, impresionantes e intrigantes de una escena y fijará nuestra atención en ellas, de forma que renunciemos a nuestro desprecio precedente y comencemos a ver en nuestro ambiente un poco de lo que Constable, Gainsborough,Vermeer y Hopper consiguieron hallar en los suyos.

Permíteme decirte que la vida es una aventura que pasa más veloz de lo que cualquiera de nosotros pueda imaginarse, de los fracasos se aprende jamás te dejes que se destruya completamente la ética por hacer el absurdo o bien ser víctima de un gran descalabro, aprende levante y da tus pasos de manera más firme que ya antes, en el matrimonio y fuera de él es de este modo como debe ser, en ocasiones tendrás que sacar fuerzas de donde solo hay fatalismo y ganas de renunciar a todo, el matrimonio no es un simple añadido más a esta vida que el blog y nuestros padres nos dieron, es algo tan esencial como nuestra familia generalmente, nuestro trabajo, nuestras metas y nuestros sueños en la vida. Todo debe ser de un equilibrio que te permita estar en la mejor manera posible con todas y cada una de las anteriores.

Si deseas conocerme, llámame y concretamos una cita

Los nuevos descubrimientos del cerebro nos muestran que destina grandes áreas a toda la actividad sexual, no solo al apareamiento y la reproducción. La actividad sexual humana involucra prácticamente a todo el cerebro. En cualquier clase de relación, siguen actuales los principios ya comentados sobre como tratar a las mujeres, y deberemos proseguir siendo lo mismo que éramos cuando pasamos por las fases anteriores. Deberemos ser desafiantes, considerados y pacientes, sin ponernos sobreexigentes (en especial cuando hay buenas intenciones). Ser coherentes comenzará a ser fundamental: ellas notarán cualquier señal de una relación fuera de lo pactado. Ejemplo, si tenemos un noviazgo serio, cualquier señal de que no somos fieles despertará una alarma en ellas… así como asimismo al tener algo menos serio, cualquier demostración de cariño va a tener exactamente la misma función. La congruencia entre nuestras acciones y lo que decimos va a hacer que sea todo mantenible y no haya confusiones de ningún tipo.